Presiona Marcos Salas a funcionarios de SIOP y SCT y calla ante sus obras abandonadas

agosto 17, 2020

Redacción. Xalapa, Ver.- Durante las últimas semanas ha sorprendido a constructores, periodistas y personajes políticos del estado, una inusual actividad del empresario Marcos Salas, quien permanecía en silencio, pues pesan sobre él acusaciones de obras pagadas pero inconclusas, así como el desprecio de gran parte de empresarios constructores del estado, pues fiel a su estilo, ha buscado presionar a funcionarios federales con intenciones siempre políticas y económicas.

En los últimos días ha vuelto a buscar a la prensa para acusar presuntos actos de corrupción en el Centro SCT de Veracruz y la propia Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, aunque él mismo no ha podido explicar las acusaciones contra su empresa Grupo Constructor Empresarial Taurus, señalado por abandonar obras carreteras en Atzalan.

Esta vez, Marcos Salas se ostenta como presidente de la Confederación de Industriales y Constructores del Estado de Veracruz y, en una extraña comparsa con el subsecretario de Infraestructura Cedric Escalante, intenta presionar a funcionarios federales y estatales, hablando mal del trabajo del gobernador Cuitláhuac García, incluso cuando su empresa ha obtenido contratos para obras por al menos 12 millones de pesos en Veracruz.

¿Qué quiere entonces Marcos Salas? Es conocido su estilo para generar conflictos y buscar beneficios personales de ello. Es sabido también su pésimo historial como empresario pues la misma Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, de la que formó parte, terminó denunciándolo.

El también exdiputado lidera a un grupo de constructores que están obteniendo adjudicaciones directas por beneficios del subsecretario de Infraestructura, a quien también se tendría que cuestionar por las maniobras poco transparentes que buscan beneficiar al panista.

Todo parece indicar que seguirá el amorío, pues en días pasados circuló el video de una reunión presidida por Marcos Salas donde sostienen una llamada y coordinan una próxima reunión con Cedric Escalante en la Ciudad de México, aún cuando empresarios serios y organizados de CMIC ya han solicitado una audiencia y el funcionario federal se ha negado.

La empresa de Marcos Salas fue beneficiada con un contrato para desarrollar obras en el camino Almolonga- Tepetates- Tepetlán. Son más de 12 millones de pesos que se deben seguir con lupa, así como las intenciones de desestabilizar el trabajo de SIOP y SCT en nuestro estado.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar