¡Quiero ir a la cárcel! Esto dirás cuando conozcas estos penales

octubre 14, 2020

Diego Olivos/Xalapa.- Probablemente la primera imagen que se te viene a la mente cuando escuchas la palabra cárcel es una celda oscura, fría y sucia, llena de compañeros con apariencia “cuestionable” que la convierte en un lugar al que jamás quisieras entrar.

Tu idea será una realidad si visitaras cualquier penal en México, inclusive podría ser peor de lo que te imaginas; pero si entraras a una cárcel en Suiza o Noruega tu perspectiva de estos lugares cambiaría radicalmente; al punto de preferir estar en la cárcel que en libertad.

A continuación te presentamos las cárceles más lujosas del mundo, donde la palabra criminal parece ser sinónimo de huésped VIP por las excelentes condiciones y tratos que reciben los delincuentes al cumplir su condena.

Otago, Nueva Zelanda

Empezamos la lista con una cárcel llena de lujos en la provincia de Otago, Nueva Zelanda.

A diferencia de las celdas convencionales, aquí los presos no deben compartir espacio; cada una tiene su habitación privada la cual cuenta con cómodas camas y televisión de paga.

Además, buscan reorientar las vidas de los prisioneros mediante la práctica del deporte, así como la enseñanza  de otras actividades como la ganadería, electricidad y cocina. En su interior también podrás encontrar biblioteca, gimnasio, y pantallas de alta definición y de gran tamaño en las áreas comunes para disfrutar de los partidos de rugby, deporte popular en aquella nación.

Centro de Justicia Leoben, Austria

Considerada como una de las cárceles más hermosas del planeta, el Centro de Justicia Leoben en Austria fue inaugurado en el 2005 para atender el “aumento” de criminales en las calles, el cual no es lo suficientemente numeroso para saturar el penal.

El edificio está hecho de cristal con acabados de acero inoxidable, cuenta con un gimnasio completo y una cancha de baloncesto; las celdas individuales cuentan con balcón, televisor, muebles tapizados y escritorios.

San Antonio de Margarita, Venezuela

En esta cárcel sudamericana lo único que tendrás prohibido es abandonar sus instalaciones; pero con todas las comodidades que tendrás no necesitarás hacerlo.

Esta cárcel se ha convertido en una mini ciudad donde los internos se autogobiernan y hasta eligen presidente; las mismas bandas criminales controlan su funcionamiento una vez que ingresan. Las innumerables actividades recreativas que se realizan la convierten en un verdadero resort, cuentan con piscinas, bares, discotecas, centros de juegos, strippers y mucho más.

El consumo de drogas está autorizado, así que los reclusos caminan por los pasillos y patios consumiendo marihuana, cocaína y crack, bebiendo alcohol y contratando prostitutas. Básicamente es vivir en Las Vegas 24/7. ¿Así sí jala no?

HMP Addiewell, Escocia

Esta prisión de máxima seguridad al sur de Escocia no tiene tantas “libertades” como la venezolana, pero sí cuenta con todas las comodidades para hacer de tu condena; “un perfecto sitio de reflexión” como promete la empresa privada Sodexo quien administra la cárcel.

En Addiewell, como si de una escuela se tratara, los presos aprenderán nuevas técnicas para desarrollar habilidades que les permitan encontrar trabajo de forma rápida una vez que salgan de prisión. Pues la idea es que puedan reintegrarse a la sociedad y no vuelvan a delinquir.

La cárcel exclusiva para varones cuenta con camas cómodas, smart TV, lavatorio, clima y baño privado.

Prisión de Pondok Bambu, Indonesia

Si los hombres tienen su prisión lujosa en Escocia, las mujeres tienen la propia en Indonesia. La cárcel femenina de Pondok Bambu ubicada en Yakarta, contrasta con la imagen de un país pobre; hay incluso quienes consideran que es mejor entrar a esta cárcel que intentar sobrevivir en la capital de Indonesia.

La comodidad en las celdas es innegable, las reas cuentan con aire acondicionado, refrigerador, máquina de karaoke, cama matrimonial, televisor con pantalla plana y tratamientos de belleza facial con láser.

La cárcel comenzó a saturarse tras el “aumento” de mujeres criminales en la ciudad quienes confesaron haber delinquido a propósito con tal de estar dentro del panal y no en las calles.

Prisión Halden, Noruega

Noruega es considerado uno de los países más avanzados del mundo en todos los aspectos; tienen una economía fuerte y estable, calidad de vida inmejorable y ciudadanos excelentes, y tal parece que los criminales no se quieren quedar atrás para demostrar porque Noruega es el país que todos deberíamos ser.

La prisión Halden, es un moderno edificio inaugurado en 2010 el cual NO cuenta con barrotes, muros o vallas de seguridad. Si los reos quisieran, escapar de prisión sería tarea sencilla; sin embargo ninguno lo hace, pues consideran justo cumplir sentencia por un crimen cometido.

Además de su “calidad moral”, es posible que las amplias habitaciones con baños privados, frigobares con bebida y comida ilimitada, televisores de pantalla plana y hasta estudios de grabación, sean la verdadera razón para no querer escapar.

Después de conocer estos penales ¿la idea de ir a prisión ya no suena tan mala cierto? solo recuerda que no existe ninguna cárcel similar en México y si cometes un delito aquí, te tocará compartir celda con 5 reos más, en una cuarto de 4×4, sin tele, sin luz, sin comida decente y con alto riesgo de sufrir crímenes todos los días.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar