Real de Catorce y Guerrero Viejo, entre los pueblos fantasma más populares de México

octubre 22, 2021

Ciudad de México. En vísperas de Halloween y Día de Muertos, vaya que surge una gran oferta de actividades temáticas relacionadas a las tenebrosas y queridas festividades. En esta ocasión, te hablaremos sobre algunos de los pueblos embrujados de México, lugares fantasma que ofrecen inquietantes atmósferas y sombrías imágenes. ¡Visítalos pronto!

Algunos de los poblados que encontrarás en esta lista se caracterizan por sus avistamientos de duendes y fantasmas; otros, por su entorno natural o su arquitectura, atributos que los vuelve un tanto espeluznantes. Junta a tus amigos, reúnan todo su valor y láncense a conocer alguno de los siguientes sitios. Si no terminan con un buen susto, seguramente sí pasarán un buen rato de exploración. Por supuesto, sobra aconsejar que en tu visita disfrutes del resto de los atractivos que cada Pueblo Mágico tiene para ti.

Real de Catorce, San Luís Potosí

Este pueblo es una verdadera leyenda viviente. Las atracciones del lugar son muchas y muy variadas, y eso incluye un correspondiente producto sobrenatural. Se trata del Túnel de Ogarrio, espeluznante trecho que data del siglo XVII y que se extiende por casi dos kilómetros por debajo de las montañas. No tienes opción: es la única entrada al pueblo.

San Juan Parangaricutiro, Michoacán

Este pueblo quedó desolado tras la erupción del Paricutín en 1943. El violento desastre únicamente dejó en pie a la famosa iglesia del lugar, cuyo altar permanece intacto. Intérnate en las ruinas del pueblo y admira sus hermosas y tétricas formaciones de piedra volcánica. Ya que estés ahí, aprovecha para conocer el Nuevo San Juan Parangaricutiro, construido en torno a la vieja localidad.

Imagen: stacyarturogi/shutterstock

Ojuela, Durango

Este poblado alberga otra mina abandonada, conocida en la época colonial como Santa Rita. La extracción de oro, plata, manganeso y zinc volvió al pueblo un lugar próspero; sin embargo, a mediados del siglo XX, una inundación acabó con toda su actividad. ¿Quieres visitarla? Primero deberás cruzar por un puente colgante de más de 300 metros de largo.

Huasca de Ocampo, Hidalgo

Algunas personas afirman que en este Pueblo Mágico hay más duendes que población humana. Por otra parte, se cuenta que la energía de aquellas tierras atrae una gran cantidad de seres paranormales, por lo que prácticamente es imposible caminar por la noche sin experimentar algún evento estremecedor.

Guarisamey, Durango

Como otros pueblos fantasmas de la lista, fue una importante capital minera del estado. De acuerdo a la leyenda local, a finales del siglo XVIII, un obrero descubrió un yacimiento que lo hizo millonario. Su repentino cambio de suerte lo hizo tan soberbio que incluso abjuró de Dios. Tras su blasfemia, su veta se inundó y él retomó su vida miserable. Cuenta que el hombre, nombrado como el conde Zambrano, murió en la desesperación y locura. Actualmente, según comparte la revista Chilango, Guarisamey tiene un población de 20 familias.

Mineral de Pozos, Guanajuato

Un pueblo con una gran herencia histórica. Antiguamente, fue uno de los centros mineros más importantes de la región. Hoy en día, sus minas abandonadas encierran múltiples leyendas que se refieren a los túneles como sitios plagados de fantasmas. Cabe recordar que, generalmente, las viejas minas se caracterizaron por atestiguar numerosas muertes. ¿Será que las almas de los mineros habiten la oscuridad de las minas de Mineral de Pozos?

Guerrero Viejo, Tamaulipas

Uno de los pueblos más atractivos para los aventureros. Quizá ya hayas escuchado sobre él: se caracteriza por estar completamente inundado. Sin embargo, puedes entrar en él cuando el nivel del agua baja y pone al descubierto las surreales ruinas de la antigua comunidad de Padilla. Admira la estructura de la iglesia de Nuestra Señora del Refugio, el edificio que mejor se ha conservado desde que el pueblo quedó bajo las aguas en 1950.

Imagen: Comisión Mexicana de Filmaciones

Aranzazú del Cobre, Zacatecas

Este pueblo está colmado de leyendas. La más popular cuenta que la cima del cerro que abriga a la comunidad es un punto de aterrizaje OVNI. Entre sus atractivos se cuenta el viejo panteón, donde quedarás boquiabierto con sus tumbas de dos siglos de antigüedad. Atrévete a recorrer las solitarias calles de este lugar, cuya población, según la revista Chilango, es de apenas 3 personas.

Botón volver arriba