Realizan conversatorio para conocer necesidades de personas con discapacidad

Ciudad de México. Con el propósito de acercarse a grupos organizados y asociaciones que atienden a personas con Síndrome de Down, la Comisión de Grupos Vulnerables, que preside la diputada Martha Hortencia Garay Cadena (PRI), realizó el conversatorio “Te quiero Escuchar”, “para conocer sus necesidades y propuestas, y legislar a su favor”.

Asumió que ése es su deber y compromiso pero, dijo, “falta muchísimo, lo sabemos; hay un largo camino que recorrer, por eso requerimos de sus voces, de su experiencia y todo lo que tienen en sus condiciones de discapacidad”, saber qué falta, “en qué debemos ocuparnos, qué modificaciones o iniciativas hay que impulsar”.

Se pronunció por fortalecer la conciencia y cultura de la no discriminación, porque, aunque se ha avanzado mucho en el tema del Síndrome de Down, “no es suficiente, requerimos más; necesitamos políticas públicas que hagan que la vida de estas personas sea más fácil y gocen de todos los derechos que les corresponden”.

Afirmó que se realizarán acercamientos con grupos organizados que atienden diversas discapacidades, “porque la sociedad civil tiene todo que decir y nosotros todo qué atender”. Sostuvo que en la Comisión hay un equipo de trabajo profesional, con voluntad y responsabilidad.

A su vez, la diputada Dulce María Méndez De La Luz Dauzón (MC), secretaria de la Comisión, reconoció que hay mucho trabajo y poco tiempo, por lo que es necesario que la labor legislativa sea más productiva. El compromiso es, dijo, lograr una sociedad incluyente a través de la legislación, y llegar a la integración total de quienes viven en esta condición en todos los ámbitos de la vida, social, educativo, laboral.

Destacó la importancia de estrechar la comunicación con organizaciones de la sociedad civil, que son quienes enfrentan la problemática. Compartan sus opiniones e inquietudes, pidió.

El diputado sin partido, Emmanuel Reyes Carmona, señaló la conveniencia de estos ejercicios democráticos de diálogo para escuchar y garantizar condiciones favorables hacia este sector de la población. Llamó a trabajar para asegurar condiciones óptimas a cada organización, pues existen grandes retos para afrontar las situaciones que viven las personas con Síndrome de Down.

La diputada Dionicia Vázquez García (PT), secretaria de la Comisión, señaló que es necesario realizar ajustes a la ley a fin de dotar a estas personas de certeza jurídica y garantizarles condiciones para una vida con dignidad y respeto a sus derechos a una integración social plena.

Del grupo parlamentario de Morena, Virginia Merino García, también secretaria de este grupo plural, indicó que se trabajará para responder a todas las demandas de estas organizaciones, “que tienen esperanzas en nosotros”.

Por el PRI, la diputada Hortensia María Luisa Noroña Quezada indicó que se deben crear condiciones positivas para quienes tengan una discapacidad de cualquier tipo, para darles mayor calidad de vida y también a sus familias. Dijo que la comisión es un canal de comunicación y debe crear leyes que sensibilicen a la sociedad. De ahí la relevancia de conocer sus experiencias, inquietudes y propuestas, que guíen la labor legislativa.

Delfino López Aparicio (Morena), secretario de la comisión, señaló que se debe adecuar el marco jurídico y legal en el que, “fundaciones, organizaciones, individuos y familiares podamos movernos sin barreras legales para el cumplimiento y respeto de los derechos de las personas con discapacidad”.

A su vez, la diputada María Ester Alonzo Morales (PRI) se pronunció por incluir a las mujeres con Síndrome de Down para abrirles espacios de participación y se les considere en todos los ámbitos.

La magistrada de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, María del Carmen Carreón Castro, quien se pronunció por impulsar y proteger los derechos político-electorales de las personas con esta condición, dijo que en el pasado proceso electoral “se dio un brinco” en la participación de estas personas, en la visibilización de las diferentes discapacidades y sus condiciones para lograr su respeto y dignidad.

Más allá de su condición, subrayó, hay que buscar la vinculación interinstitucional de la sociedad civil y autoridades y la colaboración y conocimiento sobre diversas materias que permitan fortalecer a las personas en sus derechos humanos. “Que se reconozcan sus capacidades y la sociedad haga los ajustes para una sana convivencia”.

Se contó con la opinión de médicos especialistas, organizaciones y centros de apoyo y desarrollo de personas con Síndrome de Down, como la Residencia Hogar José Barroso Chávez, IAP; de la Confederación Mexicana de Organizaciones en Favor de la Persona con Discapacidad Intelectual AC. (Confe); Daunis, Por una Vida Excepcional; de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos Internacional AC; Fundación CEDAC; Trisomía 21; el Centro de Jerome, la Fundación CTDUCA, la Asociación Adelante Niño Down y la Fundación Arte Down.

Entre sus principales propuestas destaca que se institucionalice el 21 de marzo como el Día de la Personas con Síndrome de Down; que se abran oportunidades de trabajo, pues son personas que pueden desarrollar determinadas actividades; acceso a créditos para vivienda con cuotas que puedan pagar, e incluir en la carrera docente una materia para que los futuros profesores conozcan el trato que debe darse a personas con discapacidad.

Pidieron políticas, programas e iniciativas para sensibilizar a la sociedad y lograr esquemas que permitan la atención desde recién nacidos hasta su inclusión laboral y social; que se destinen más recursos a este sector; se cumplan compromisos internacionales en la materia y manifestaron su disposición para trabajar, junto con legisladores, especialistas y academia en mejorar las condiciones de estas personas.

Back to top button
Close