Reporta asociación que en Alemania viven 4.4 millones de niños pobres

Berlín. La Asociación de Protección Infantil (DKSB) destacó hoy en esta capital que 4.4 millones de niños viven en situación de pobreza en Alemania, cifra mayor a la estimada en 1.4 millones.

La asociación calificó esas cifras de ser un “certificado de pobreza para un país rico”, en el sentido de que el país se merece una mala calificación porque muchos de sus niños viven en esas condiciones.

Según el presidente de esta organización, Heinz Hilgers, el gobierno federal no ha hecho lo suficiente para combatir la pobreza infantil.

Además, “la forma como se elaboran las estadísticas no siempre coincide con la realidad, dado que muchas familias se pierden en los procesos burocráticos y no pueden recibir ningún tipo de ayuda”.

Existe por ejemplo la posibilidad de recibir una cantidad superior a la media de la prestación social llamada Hartz IV si se detectan situaciones de pobreza extrema.

La realidad es que sólo un 50 por ciento de los que tendrían derecho a recibirla la gestiona, cosa que se traduce en 850 mil menores de 18 años que se quedan con menos recursos en su día a día. También se suman a la cifra los 190 mil niños con padres o madres desempleadas que no reciben ninguna prestación.

La Asociación de Protección Infantil tiene registrados a tres millones de niños que reciben ayudas sociales por estar en el umbral de la pobreza.

A estos tres millones deben sumarse aquellas familias que reciben otro tipo de prestaciones (Hartz IV, ayudas a la vivienda, ayudas extra para la crianza), pero que no quedan oficialmente registradas como pobres.

El hecho de que ahora se hayan publicado estas cifras es consecuencia de una pregunta del partido de Los Verdes al gobierno de la canciller federal, Ángela Merkel, el pasado mes de junio.

La preguntas al gobierno por parte de las fracciones legislativas de los partidos con representación en el Bundestag (Parlamento) son un procedimiento parlamentario de gran relevancia. Solo así salen a la luz determinadas informaciones.

Estas cifras también coinciden con la petición de este miércoles de la Asociación Alemana de Ciudades, que pide una mayor participación económica del gobierno federal en los anticipos para familias con niños y pocos recursos.

El gobierno federal paga el 40 por ciento y el resto debe abonarlo cada región federal. Desde el verano de 2017, existe la posibilidad de solicitar anticipos si se vive en una familia monoparental, se tienen hijos menores de 18 años y la pareja no abona ningún tipo de pago o manutención mensual.

Antes de 2017, el límite eran los 12 años. Esta medida contribuye a menguar el riesgo de pobreza infantil. Unos 700 mil niños se benefician de que ahora también sean abarcados por las estadísticas oficiales.

Fuente: Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close