Se compromete Biogen a avanzar en la investigación y tratamiento del Alzheimer

septiembre 21, 2021

  • Investiga Biogen para redefinir el Alzheimer y abordar la enfermedad en etapa temprana
  • La Enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de demencia y existe una constante búsqueda de tratamientos para prevenir, retrasar o detener su progresión

Ciudad de México. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 5% de los hombres y el 6% de las mujeres mayores de 60 años padecen demencia tipo Alzheimer en todo el mundo1. Se estima que en México existen más de 350,000 personas afectadas por esta enfermedad y que mueren anualmente 2,030 pacientes2. El Alzheimer, cuya fecha de conmemoración es el 21 de septiembre, es la causa más común de demencia y se caracteriza clínicamente por una progresión de problemas de memoria episódica a un lento deterioro general de la función cognitiva. La Dra. Miriam Jiménez, directora médica de Biogen México, explicó que la pérdida de memoria es el primer síntoma en la gran mayoría de los casos y algunos de los primeros signos son el olvido de eventos o conversaciones recientes, además con el avance de la enfermedad los pacientes pueden presentar grave deterioro de la memoria, así como la pérdida de la capacidad para llevar a cabo las tareas cotidianas. “Aunque el Alzheimer es una enfermedad que no se cura, existen tratamientos eficaces modificadores de la enfermedad, como terapias para retrasar la progresión de los síntomas. En Biogen, buscamos redefinir este padecimiento a través de medicamentos innovadores para mejorar la vida de los pacientes y sus cuidadores; contamos con un área de investigación y desarrollo en neurología enfocado en mantener avances en abordajes innovadores para enfermedades neurodegenerativas como ésta”, señaló la Dra. Miriam Jiménez. Este padecimiento se caracteriza por tres grupos principales de síntomas. El primer grupo (disfunción cognitiva) incluye pérdida de memoria, dificultades del lenguaje y disfunción ejecutiva (es decir, pérdida de habilidades de planificación y coordinación intelectual de nivel superior). El segundo grupo comprende síntomas psiquiátricos y trastornos del comportamiento, por ejemplo, depresión, alucinaciones, delirios, agitación, denominados colectivamente síntomas no cognitivos. El tercer grupo comprende dificultades para realizar actividades de la vida diaria (consideradas «instrumentales» para actividades más complejas como como conducir y comprar y «básico» para vestirse y comer sin ayuda)3.

 La enfermedad de Alzheimer generalmente se diagnostica en personas de 65 años o más, pero comienza antes, con cambios neurológicos sutiles que ocurren años o, incluso, décadas antes de que aparezcan los síntomas. Muchas personas experimentan signos tempranos, a menudo no reconocidos, de deterioro cognitivo leve4.

 “Somos pioneros en la investigación de la enfermedad de Alzheimer, con el objetivo de ayudar a abordar las necesidades del paciente, enfocado en las etapas tempranas del padecimiento. Nuestra organización de primera clase de investigación y desarrollo en neurología está generando avances en enfoques innovadores para enfermedades neurodegenerativas”, enfatizó la especialista de Biogen México.

Botón volver arriba