Se Fue Ramos Alor

mayo 23, 2022

En Veracruz en el año 2018, la coalición Juntos Haremos Historia, arrasó en Veracruz, dando el triunfo al presidente Andrés Manuel López Obrador, pero además 1 millón 700 mi veracruzanos, hartos de las ladronerías priistas y las promesas incumplidas de los panistas, volcaron su esperanza en un joven maestro universitario, llamado Cuitláhuac García Jiménez, que llegó todo sencillez, solamente con un montón de promesas y sueños, que prometió cumplir. 
Siempre estuve consiente, que estos 6 años, no serían suficientes ni para el arranque, sin embargo algunas personas pensaron: sentará las bases para un cambio profundo y radical, también yo quise creerlo, pues estando bien García Jiménez, estaríamos bien todos los veracruzanos.
García Jiménez, llegó muy rudo, áspero, desconfiado y distante con el tiempo se fue dando su pulidita, cambió su look, le empezó a echar ganas al trapo, a la shaineada y hasta zapatitos de moda se compró, su discurso empezó a fluir y fue evolucionando, pero siguió siendo mesurado y sencillo en su imagen; no así muchos de sus colaboradores, casos como el de aquella contralora atrabancada, que parecía vendedora de MAC y daba unas declaraciones completamente fuera de lugar o la señora Xóchitl Arbesú, que como para que les hago apología de sus acciones, pero Roberto Ramos Alor fue de lo más extravagante y nefasto que hemos podido ver. 
Los veracruzanos, esperábamos excentricidades de todos los miembros del gabinete, muchos no tenían experiencia, mas que en marchas, plantones y tomas de casetas, pero Ramos Alor, se llevó toda la atención, fue un funcionario completamente fuera de lo común, desde su afición a la brujería, sus dicharachos vulgares, su pinta de carnicero con su batita toda apretujada y percudida, dejó mucho que desear, ¡Pero bueno! Eso es lo que 1 millón 700 mil veracruzanos, estaban dispuestos a sobrellevar, con tal de tener el sistema de salud, como el de los países bajos, que prometió López Obrador, en su campaña. 
Hoy que el señor Alor se fue, suena una gran cantidad de versiones, como yo no soy Dios para juzgarlo, mejor les cuento que se escucha en los pasillos, que va de candidato al senado, apoyado por doña Rocío Nahle, quien será la gobernadora en 2024; también dicen que su salida, fue debido a que el pertenece a otro equipo político, nunca dijo a cual. 
Existe la otra versión, la del INSABI, esa en la que según la nota del Diario Reforma, se habrían descubierto embodegadas en SESVER, casi 900 mil piezas de medicamentos oncológicos, que estarían próximos a caducar e incluso muchos, ya caducados ¡Un crimen! Ya que hay muchos colectivos de padres de niños con cáncer, luchando por el abasto de estos medicamentos.
El diario capitalino, da cuenta de una serie de comunicados del Instituto de Salud para el Bienestar, en los que se habría comprobado mediante inspecciones, que el almacén de Xalapa, estaría saturado de oncológicos de alto costo, supongo que de ser cierto esto, esta habría sido la causa de la renuncia del señor Ramos Alor.
Imperdonable de ser verdad esto último y menester sería, que de comprobarse esto, al señor Ramos Alor, no solo lo juzgara la sociedad, sino que la instancia competente, insisto el primer acto de corrupción que comete un funcionario, es aceptar un puesto, para el que no estás capacitado. 
Basta de nombrar a los cuates, en puestos tan delicados y basta de incompetencias ¡Caray! Si hace falta experiencia, academia y formación.
Cosas de la vida y menudencias
Hablando de inventados, se comenta en SESVER, que con la salida de Ramos Alor & Co. la señora Martha Verónica Durante Marini, habría comenzado su grillita para llegar al puesto de la maestra Mireya Domínguez, que funge aún de subdirectora de Recursos Financieros; la señora Durante, se ostenta como licenciada y maestra, sin embargo no existe cédula oficial de tales estudios, además se promueve como una experimentada funcionaria de altos vuelos, pero tristemente el cargo más alto que ha ostentado la señora, es el de eterna secretaria particular de Arturo Jaramillo, cuando estuvo de director de Inversión Pública en la SEFIPLAN, en los años de Fidel Herrera y luego en los años de Javier Duarte, Arturo Jaramillo se mudó a la SEDESOL, donde fue subsecretario, acompañado de su siempre fiel escudera, la señora Durante Marini.
Valiente subdirectora de Recursos Financieros, si la señora Durante jamás ha llegado, ni a jefa de oficina, arrancamos semana mis chulos. 

Botón volver arriba