Secretaria de Cultura rechaza subejercicio presupuestal

Carlos Guzmán/ CDMX.- Durante su comparecencia ante diputados, la titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, afirmó que no hay subejercicio de recursos en la dependencia; “hasta el momento, hay un ejercicio del 86 por ciento, ocho mil 793 millones de pesos”.

Ante las comisiones unidas de Cultura y Cinematografía y de Radio y Televisión, como parte de la glosa del Primer Informe de Gobierno, la funcionaria sostuvo que “el dinero se gasta de manera responsable, eficaz y en tiempo”.

En la ronda de preguntas, la diputada de Morena, Simey Olvera Bautista resaltó que “la cultura no es más un lujo al que pocos pueden acceder, es y será un derecho del pueblo mexicano, llegando a las comunidades, artistas y creativos”. Abrir espacios a las manifestaciones culturales y artísticas provenientes de cada rincón de México es una forma de reconstruir a la sociedad, pues genera cohesión y afinidad entre sus integrantes, afirmó.

Preguntó qué estrategias se han implantado para que la cultura se distribuya de manera proporcional y equitativa en todos los estados; qué función ha jugado el Consejo de Diplomacia Cultural y qué relación tiene con la comunidad artística; si existe un programa de trabajo claro para el Fondo Nacional para la Cultura (Fonca) y qué acciones lleva a cabo la secretaría para el desarrollo de las comunidades creativas y del arte popular mexicano.

Por el PT, la diputada María Roselia Jiménez Pérez mencionó que en Chiapas coexiste la riqueza arqueológica con las ciudades y consideró que es necesario rescatar las lenguas originarias en todo el país, “porque son la expresión viva de una práctica cultural determinada”.

Requirió a la funcionaria información sobre el otorgamiento de becas a jóvenes creadores, cómo se van a impulsar talleres de arte en las escuelas para fomentar la creación literaria, pintura, poesía y manualidades. Asimismo, de qué manera se va a salvaguardar el patrimonio y la identidad.  

El diputado Juan Martín Espinoza Cárdenas (MC) subrayó que nuestro país es rico en diversidad cultural con un valor intrínseco tanto para el desarrollo como para la cohesión social y la paz, sin olvidar que se tiene una composición sustentada originalmente en sus pueblos indígenas que es donde prevalecen las costumbres, tradiciones, gastronomía e idiomas.   

Expresó su preocupación por los programas culturales que fueron iniciativa del Poder Ejecutivo y la reducción significativa en el presupuesto en el tema cultural a estados y municipios.

        En tanto, el diputado Ricardo De la Peña Marshall, de Encuentro Social, expresó que la cultura es la salida ante la manifestación diaria de la intolerancia y la violencia. A través de ella se fortalece el tejido social, se promueve el respeto, se alimenta la pluralidad y se respira en libertad.

Reconoció que la secretaria ha sido una aliada en la valoración de la riqueza cultural de los grupos indígenas, “ha respetado las lenguas de México, pero bibliotecas, libros, productos culturales aún están muy distantes. Le pido que los apoyemos y sean parte del desarrollo nacional”. Inquirió por qué razón el presupuesto en términos reales para este 2020 es apenas del 0.1 por ciento mayor comparado con el de 2019.

La diputada Abril Alcalá Padilla (PRD) señaló que su fracción parlamentaria advierte sobre un presupuesto que otra vez es carente de visión. “Hago un llamado a mis compañeras y compañeros para que en este ejercicio presupuestal aportemos un esfuerzo con nuestros grupos parlamentarios y lleguemos a ese 1 por ciento”.

Dijo que en estas fechas muchos artistas y creadores que han sido capaces de llevar sus expresiones a los rincones de México con su trabajo, se acercan con los diputados en busca de apoyo. Por ello, preguntó qué hará la Secretaría de Cultura, la comisión, las y los diputados para darle respuesta a estos artistas que por el momento no están contentos y vienen a rogar que se les dé su lugar y un espacio para contribuir.

El diputado Carlos Alberto Morales Vázquez (sin partido) indicó que por el sismo de septiembre de 2017 se dañaron dos mil monumentos históricos y cinco mil bienes muebles, en 11 estados. “Es importante alzar la voz por el recorte de 140 por ciento de presupuesto en el PEF al Programa Nacional de Reconstrucción. En el rubro de cultura se pasó de 800 millones a sólo 333 millones de pesos”.

Expresó que en Chiapas hay más de 114 inmuebles dañados y no se han atendido en su totalidad. Preguntó sobre si ya se tiene fecha de la reconstrucción. “Entiendo que parte de los retrasos no se deben a esta administración, pero el tiempo no nos perdonará si no hacemos nada por darle celeridad a estos trabajos. Estos monumentos históricos han pasado tres periodos de lluvia y se siguen dañando”.

Al dar respuesta, la secretaria señaló que se trabaja junto con las secretarías de Relaciones Exteriores, de Economía, del Trabajo y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), para crear un sistema integral de fomento, desarrollo y protección de los derechos colectivos ante los intereses comerciales.

Aclaró que “no se trata de cerrar el mercado; es abrirlo de manera justa, siempre y cuando las iniciativas vengan de las comunidades que las generan; las comunidades siempre van al centro y nunca se deberá de abordar este tema sin ellas”. Resaltó que todos los estados tienen creadores tradicionales extraordinarios y “merecen el carácter de artistas y tener puentes para su comercialización y reconocimiento de su cultura en los mercados internacionales”.

Comentó que en la Cámara de Diputados las sesiones inician, en coordinación con la dependencia, con la participación de un hablante de alguna lengua, “eso nos permite reconocernos como el país que somos, como esta diversidad que se vio erróneamente en otras épocas como una debilidad, es nuestra mayor riqueza. Este Congreso es representativo de esa multiculturalidad”.

Ejemplificó que se tienen más de 18 agrupaciones culturales comunitarias, colectivos o semilleros creativos de teatro, creación literaria y de distintas disciplinas artísticas que se están realizando en lenguas originarias.

Detalló que se entregaron paquetes de libros en su idioma bibliotecas donde se lee o habla alguna lengua originaria, “por desgracia no hay los suficientes materiales y se están creando a partir de culturas populares, de un programa que se llama Chamaquili se están generando libros creados por los niños de las comunidades con sus historias, anhelos y lo que les interesa representar”. Mencionó que en la sierra oaxaqueña, más de 240 niños escriben el mixteco.  

Resaltó que los lugares con mayor índice de marginación y pobreza tienen más riqueza cultural, tradiciones y cosmovisión del mundo, “y es a partir del reconocimiento de esa riqueza cultural que se está desarrollando un programa de trabajo”.

Sostuvo que el INAH tiene fuerte presencia en todo el país y gracias a esta institución se ha preservado nuestro patrimonio; el INBA tenía muy concentrada su participación en la Ciudad de México; el Fonca, los estímulos al cine y a la creación, estaban concentrados en unas cuantas ciudades o regiones.  

En cuanto a la reconstrucción de monumentos, precisó que se recibió un avance lento, sobre todo en temas administrativos y conformación de expedientes técnicos. “El INAH nunca se había enfrentado a una carga de trabajo tan grande en donde tuviera que generar expedientes técnicos, en donde expertos en restauración se tienen que poner de acuerdo sobre cómo intervenir una obra del Siglo XVI o XVII, o si una restauración que se hizo en los ochenta hizo que el campanario colapsara”.

Señaló que se han visitado los lugares para saber por qué había tanto rezago o iba lento el avance; por un lado, es por las características de la reconstrucción del patrimonio que requieren reglas de arquitectura vernácula, normas internacionales de restauración y se capacita a las comunidades para que también participen y se avance más rápido.

Destacó que México es un ejemplo internacional. “El caso de la catedral de Notre Dame tomará ocho años en su reconstrucción; nosotros ahorita reportamos un avance de mil ocho monumentos y estamos apretando el paso, sobre todo en aquello que tiene que ver con destrabar los mecanismos administrativos relacionados con Fonden”.

Afirmó que la tarea reconstructiva se ha reforzado con los equipos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, “para atender esta catástrofe que ha sido la más grande que ha sufrido el patrimonio edificado en México”.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar