SEP destaca importancia de época revolucionaria en muralismo mexicano

México/Notimex. La Secretaría de Educación Pública (SEP) realizó un recorrido literario por sus instalaciones, en el que se habló de la vida y obra de José Vasconcelos y se mostraron diversas obras de muralistas mexicanos. 

El escritor, ensayista y académico universitario Marcos Daniel Aguilar comentó que durante la visita a los dos patios de la planta baja de la dependencia también se repasó parte del pensamiento intelectual, estético y moral de Vasconcelos Calderón durante el proceso revolucionario.

En entrevista con Notimex, el ensayista expuso que se resaltó la intervención del político y escritor en la consolidación de lo que después se llamó la idea de nacionalismo mexicano, lo que se hizo a través de su obra literaria. 

Agregó que el pensamiento de Vasconcelos se comparó con los murales de gran formato que pintaron los artistas mexicanos en la década de los veinte en el inmueble de la Secretaría de Educación Pública.

Comentó que es evidente que el movimiento muralista se realizó en diversos edificios, como es el caso de Palacio Nacional, el Ex Colegio de San Ildefonso, en diversas escuelas primarias y secundarias alrededor del Centro Histórico y en los mercados.

Subrayó que fue un movimiento que trató de mostrar el nuevo México; los artistas ya no querían que sus obras de arte estuvieran en los museos, sino que pudieran ser observadas por el grueso de la población y ese fue uno de los objetivos de reivindicación social.

Marcos Daniel Aguilar dijo que el muralismo fue un parteaguas en nuestro país porque antes de su surgimiento no se discutía cuál era la importancia de la pintura mexicana, no solo en América Latina o Iberoamérica, sino en el mundo.

Muchos de los críticos de arte entre 1900 y 1920 decían que artistas mexicanos solo estaban haciendo copias de los europeos, en especial de los franceses, pero con el advenimiento popular de la Revolución Mexicana se dio un nuevo giro, explicó.

Recordó que Diego Rivera, por ejemplo, decía que pintura que no sirviera para educar y enseñar al pueblo, era un arte inservible, lo que cambió todo, ya que surgió la pintura de gran formato en muchos escenarios públicos y abiertos a la gente.

Entonces, destacó, la Revolución no sólo fue bélica y política, sino también estética, lo que es muy importante porque el muralismo se convirtió en una de las primeras vanguardias en casi todo el mundo.

Durante el recorrido por las instalaciones de la SEP, se observó obra de Diego Rivera, de entre los años veinte y cuarenta, así como de sus ayudantes, como Fermín Revueltas, hermano de José y Silvestre.

Y de Javier Guerrero, quien pintó en los muros de la dependencia al igual que Jean Charlot, francés que llegó a México muy joven, durante el proceso revolucionario, e impactó con sus ideas.

Asimismo, se apreció la obra de Roberto Montenegro, quien fue un gran alumno de la Academia de San Carlos y uno de los grandes pintores mexicanos del Siglo XX. Su mural en la secretaría está dedicado a toda Iberoamérica. 

Back to top button
Close