Sin Agua en Coatzacoalcos

Fue en la década de los ochenta y ante la falta de agua en las colonias de Coatzacoalcos, que había crecido tanto con el boom petrolero, que dio inicio la construcción de la presa Yuribia en la sierra de Santa Martha; el lugar era inmejorable, ya que en la zona se tienen altas precipitaciones pluviales con escurrimientos; las obras de construcción de la presa, dieron inicio en el año de 1984 y culminaron para 1986; desde el inicio de los trabajos de construcción, hubo conflictos con los pobladores de la sierra, ya que ellos han considerado siempre que el vital líquido, es de su propiedad  y por tanto en aquel entonces tenían derecho a opinar sobre la construcción; el rechazo a la presa de los habitantes de Tatahuicapan, llegó al grado de que la sola presencia de los ductos, era considerada una afrenta contra las deidades y seres que habitan en la zona. 
Los pobladores de la sierra de Santa Martha, son en su mayoría una comunidad indígena con una muy arraigada relación con los elementos naturales, además debido a diversos tratados internacionales, la comunidad tiene derechos sobre los terrenos y sus recursos naturales, que han ocupado tradicionalmente; en aquellos años y con la finalidad de que cedieran el agua, se les ofreció a cambio obras públicas, que elevaran su calidad de vida; lo que a la larga se convirtió en un chantaje y como todo en lo que mete mano el gobierno, el pueblo cumplió y se solucionaron los problemas de agua de Coatzacoalcos y sus alrededores, pero en algún punto, seguramente en el Gobierno de Javier Duarte de Ochoa, sino es que antes, los ofrecimientos habrán quedado en eso, en ofrecimientos. 

Desde entonces todos los conflictos que se han generado en la zona, han terminado con los pobladores tomando las instalaciones de la presa, cerrando las válvulas y dejando sin agua a toda la zona sur del estado; incluso en el año 2013, la maestra Xóchitl Osorio y compañía, fueron tomados como rehenes, aquella vez fueron aproximadamente 3 mil maestros del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano, los que tomaron la presa, como un modo de presión al gobierno para llegar al diálogo, la presa se convirtió en el objeto de presión más fuerte para el gobierno estatal.

Desde entonces las cosas no han mejorado, los conflictos han continuado cada tanto, y por supuesto que a cien días de haberse iniciado el Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, los requerimientos de lostatahuicapences no podían faltar; de momento el alcalde de Tatahuicapan, Esteban Bautista, se deslinda del conflicto y asevera que apenas el 10 por ciento de los ejidatarios de la zona, son los que estarían presionando al gobierno de García Jiménez, con el cierre de las válvulas. 

En una rueda de prensa que dio en Coatzacoalcos, el alcalde asegura que los ejidatarios y vecinos que habrían tomado la presa, solicitan solamente 5 millones de pesos mensuales, ¡Poquito! a cambio del suministro de agua potable; Esteban Bautista señaló que atrás de todo esto, estaría el Delegado Estatal Manuel Huerta Ladrón de Guevara, ya que el conflicto habría sido orquestado por gente de su equipo cercano, como el profesor Eloy González Bautista, Marcos Eloy Gonzalez, hijo del profesor; Inocente Bautista Luis, Aurelio Bautista Hernández, el profesor Cornelio Bautista y el exdirigente de Antorcha Campesina Nelson Pérez. 

A todo esto, ya el Secretario de Gobierno Eric Cisneros, declaró que se estaría dialogando con los manifestantes y que piden el pago de un convenio, que no se habría hecho con este gobierno; sentenció que no habrá violaciones a la ley, y que de continuar en la ilegalidad habrá consecuencias.

Así que señores relájense, porque de paguitos y dineritos nada.

Cosas de la vida y menudencias

El diputado Gonzalo Guízar, hasta madrugó para ir a La Parroquia de Toño Ballesteros, para declarar y acusar a los gobiernos de Cuitláhuac García Jiménez y de Víctor Carranza de irresponsables; ya por ahí el Secretario de Gobierno le mandó mensaje, ¡Vaya!, y eso que el PES y MORENA, fueron en coalición en las pasadas elecciones. 

De terror lo vivido ayer en Las Vigas, los bosques de San Juan del Monte, desde hace años han estado en conflicto, habrá que investigar a fondo como es que se inició el incendio; con esto nos dimos cuenta que en Protección Civil en Veracruz, estamos reprobados, habrá que echarle ganas al asunto. 

¡Vaya!, si no es por la Secretaría de Seguridad Pública, Hipólito seguiría buscando policías y es que ayer informaron que 73 policías municipales, concluyeron satisfactoriamente el curso de “Actualización de la Función Policial”, que tuvo una duración de 120 horas; estos elementos en breve se incorporarán a las labores de seguridad municipales. 

Pues bien queridos míos, nos leemos mañana. 
politicaenrosa@outlook.comwww.lapoliticaenrosa.com @Elsbeth_Lenz 

Close