Socavón de Puebla fue por caverna y no por sobre explotación del agua

julio 4, 2021

Carlos Guzmán/Corresponsal CDMX.- Está tarde, la Comisión Nacional del Agua, Conagua, ofreció su dictamen técnico sobre el socavón que se registra desde hace casi un mes en el estado de Puebla y que ha causado mucha conmoción a nivel nacional e internacional.

Mediante un boletín de medios, la dependencia subraya que la opinión técnica sobre las condiciones geohidrológicas en la zona del socavón que se produjo en la localidad de Santa María Zacatepec, en el municipio de Juan C. Bonilla, mismo que fue elaborado por la Dirección General del Organismo de Cuenca Balsas, con el apoyo de la Gerencia de Aguas Subterráneas de la Subdirección General Técnica, indica que, de acuerdo con la información geológica del sitio, existen elementos que sugieren el proceso de formación de cavernas o dolinas, el cual obedece a un proceso natural de disolución de las rocas calcáreas, las cuales eventualmente pueden colapsarse u obstruirse en forma natural y abrirse posteriormente.

La CONAGUA también reveló que en la zona del socavón, el agua subterránea tiene mayor temperatura que en el resto del acuífero, lo que sugiere el ascenso de las aguas profundas hacia el acuífero superior.

De acuerdo con la verificación realizada en fechas recientes de los niveles piezométricos del acuífero en la zona del socavón, el estudio revela que los niveles estáticos se mantienen estables, similares e inclusive en algunos casos por arriba a los reportados en estudios anteriores.

Lo anterior, indicó la CONAGUA, muestra que que no existe evidencia de abatimiento del acuífero; es decir, no existen elementos para establecer una relación causal del fenómeno de hundimiento a partir del proceso de variación de niveles del acuífero.

«Con base en los estudios de disponibilidad del acuífero y la actualización de su disponibilidad publicada en el Diario Oficial de la Federación el 17 de septiembre de 2020, el acuífero del Valle de Puebla cuenta aún con disponibilidad, con lo cual se concluye que el acuífero no se encuentra en condición de sobre explotación y mucho menos que ésta pueda ser la causa del accidente geológico del socavón». Detalló.

En ese sentido, la CONAGUA consideró que los estudios iniciados por diferentes dependencias federales y estatales en el ámbito de su competencia, se enfocarán en una segunda etapa principalmente en el análisis geológico y tectónico más profundo de la zona de interés a fin de evaluar algún riesgo mayor para la población cercana al lugar del colapso del suelo.

Botón volver arriba