Taxi, una “necesidad” cara y nada confiable

noviembre 21, 2019

Eda Sentíes. Veracruz. Más de 66 mil unidades de taxis prestan servicios en el Estado de Veracruz, mientras que 14 mil de ellos transitan por la zona conurbada Veracruz-Boca del Río. Aunque el servicio de transporte en esta modalidad para muchos es una necesidad de todos los días, lo cierto es que hacer uso de él no es para todos agradable, ni tampoco barato.

Una de las quejas recurrentes de los usuarios es el abuso que cometen algunos trabajadores del volante al imponer sus precios, pues con la excusa de los incrementos a la gasolina, las refacciones y demás, llegan a cobrar hasta el doble en una corrida, mientras que la unidad carece de mantenimiento y limpieza o el conductor ofrece el servicio de manera poco amable.

Los que ofrecen un servicio que puedes contactar por teléfono me parecen buenos, porque cuidan más el taxi, lo tienen limpio, llegan a tiempo y siempre la cuota la manejan normal; lo mínimo 40 y ya sabes cuánto te va a costar, pero me han tocado taxis que tomas en la esquina y están feos, abusivos con el precio, están todos sucios, los coches ya les falta mucho mantenimiento y lo único que no me gusta de todos los taxis es que exceden la velocidad a veces  y son imprudentes.

“Es bastante deficiente, caro y las unidades en pésimas condiciones y muchos conductores no tienen la preparación pata manejar, manejan de la fregada y muchos, muchos, son muy groseros con los pasajeros”.

“Los costos los manejan por ellos mismo y no tienen un margen de precios, ni siquiera tienen un medidor para saber cuánto va a costar, si ellos quieren poner un precio te ponen lo que sea, en este caso no es que no sea buena la unidad como tal, sino que la inseguridad que estamos viviendo ya no sabemos en quien estamos confiando en los choferes y más que nada por la seguridad no es muy fiable los taxistas”.

Los usuarios que han podido experimentar el servicio de transporte a través de aplicaciones móviles, aseguran que la facilidad, los costos más accesibles, no tener que pagar con efectivo y la seguridad que les brinda tener un registro de la persona y unidad con quienes realizaron el viaje son motivos suficientes para preferir esta modalidad del servicio. Por su puesto los que se oponen son los taxistas, argumentando que se trata de una competencia desleal ya que no tienen que cumplir con la normatividad que requiere el gobierno estatal, como lo asegura el dirigente de taxistas de la agrupación Sertacaver, Víctor Manuel Mendoza Segovia.

“Nosotros los taxistas pagamos impuestos, una concesión y ellos no pagan nada y tienen particulares que les llaman, y cobran más que nosotros, hay como 4 aplicaciones que hemos detectado (…) en México han violado a muchas señoritas usando Uber”, dijo.

Sin embargo, para los clientes de este servicio, como Eduardo Aguilar, la competencia que estas aplicaciones representa debería ser un aliciente para mejorar la calidad del servicio que ofrecen.

“Yo lo veo bien, no sé porque tienen que ser un problema para ellos, puede ser un punto de mejora importante para ellos, en lugar de verlo como competencia desleal pueden verlo como un punto de mejoría que pueden implementar ellos, unirse todo el gremio, competir con buenos precios y ser claros con su cobro porque no tienen parámetros y la tarifa de costos simplemente es de referencia y ellos cobran lo que quieren”.

Yoshida Osorio, por su parte, coincide con otras mujeres en que utilizar un servicio monitoreado en tiempo real contribuye a que las mujeres se sientan más seguras cuando viajan en estas unidades.

“Sería más seguro porque igual la aplicación te permite que compartas tu ubicación y todo y por lo que he escuchado es más seguro”.

Este año, agrupaciones de taxistas optaron por renovar hasta el 50% de sus unidades, lo cierto es que la mayor petición de los usuarios es mucho mayor a solo un cambio de automóvil.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar