¿Te has preguntado que son las acciones y cuál es su dinámica?

septiembre 1, 2022

Las acciones son uno de los instrumentos financieros más conocidos en el mundo. Como todo, vale la pena echar un vistazo a los beneficios y riesgos de operar con estos populares activos. A continuación, descubre qué son las acciones financieras y cómo funcionan.

¿Qué son las acciones?
Las acciones son en pocas palabras las unidades de propiedad de una o más compañías. El accionista es el propietario de una o más unidades, por ende, tiene el derecho a tener una parte de los beneficios de la empresa en caso de que pagara dividendos. También tiene el derecho al voto si dicha acción se lo otorga.

Para saber donde comprar acciones, AvaTrade es la respuesta.

En español al hablar de los mercados de acciones se suelen utilizar indiscriminadamente palabras como acciones, valores o la expresión “invertir en empresas o compañías”. En contraparte, en inglés se utilizan diferentes términos que no son intercambiables entre sí, por ciertas diferencias técnicas que podrían resultar confusas.

¿Cómo funcionan las acciones?
Las acciones o unidades de propiedad de una o más compañías permiten a su titular una exposición directa al rendimiento de dicha empresa. El valor de las acciones sube cuando el rendimiento de la compañía es bueno y por el contrario baja cuando no lo es.

Las bolsas de valores son aquellas instituciones que permiten el intercambio de acciones que se cotizan de forma pública. Para que una empresa cotice en la bolsa de valores, la manera más común de hacerlo es realizando una oferta pública de venta OPV.

¿Cómo comprar acciones?
Existen dos formas de comprar activos de una empresa, a saber, a través de la inversión o a través de la operativa con acciones. Aunque pueden parecer a simple vista lo mismo, lo cierto es que estos dos métodos no funcionan de la misma manera.

Invertir en acciones
La inversión es más conocida entre los dos métodos para obtener exposición a algún activo. Cuando se invierte en una acción se obtiene la titularidad directa de los activos. Si un inversor tiene la expectativa de que el valor de las acciones de la empresa se aprecie, prefiere la inversión. Esto puesto que por lo general cuando una empresa crece y su valor aumenta muy probablemente sus acciones también subirán.

Un accionista obtiene beneficios cuando vende sus acciones por un precio mayor del que ha pagado por ellas. No obstante, puesto que el valor puede subir o bajar, el accionista también podría perder dinero si el precio de las acciones de la empresa baja en el momento en el que cierre su posición.

Operar con acciones
Por otra parte, el trading de acciones consiste en operar sobre los movimientos de precio de las acciones sin ser el dueño del activo. Aquellos inversionistas que desean abrir una posición a corto plazo sobre el precio de las acciones de alguna empresa, quizás durante un periodo de mercado o de mayor volatilidad, optan por este método de inversión.

Si decides operar, podrás ir a largo o comprar en el caso de que pronostiques una subida de precios mientras que puedes ir a corto o vender si más bien pronosticas la baja de estos. En este caso puedes operar con acciones con derivados como los CFD y las barreras, los cuales son instrumentos apalancados.

Cuando operas con acciones con derivados apalancados debes aportar una parte de tu exposición total al mercado para abrir alguna posición. En el caso de los CFD se trata de un depósito llamado margen mientras que en los de barrera es parte de la prima. Aunque el apalancamiento puede incrementar los beneficios también puede hacerlo con tus pérdidas, que pueden acumularse rápidamente si no cuentas con una estrategia de gestión de riesgo adecuada.

Las empresas suelen cotizar en el mercado de valores para incrementar su capital al vender sus acciones o títulos de propiedad a inversores minoristas o institucionales. Los inversores minoristas son personas corrientes mientras que los inversores institucionales son entidades como los bancos o los fondos de inversión.

Botón volver arriba