Tiene prohibido votar, conducir, controlar su dinero… #FreeBrithney

febrero 12, 2021

Redacción/El Demócrata. Britney Spears no piensa regresar a los escenarios hasta quedar liberada de la custodia de su padre, quien hasta la fecha controla incluso lo que la cantante come, por lo que Britney no puede tomar las riendas de su propia vida y decisiones.

Desde hace años la Princesa del Pop sólo puede ofrecer a sus fans algunos videos bailando y saludando en redes sociales en donde ha aclarado que pasa por un complicado momento, sin embargo, con esperanza de un mejor futuro.

Spears incluso debe pedir permiso para subir contenido a sus perfiles de redes sociales, por ello desde hace unos años inició una batalla legal en contra de su padre y tutor, perdiendo la última demanda en 2020, por lo que se negó a salir al escenario hasta quedar liberada.

La tragedia de Britney comenzó en 2007 tras su divorcio del bailarín Kevin Federline, con quien tuvo dos hijos. Cuando él la abandonó, la cantante mal sobrellevó la ruptura y una serie de comportamientos polémicos quedaron grabados por los paparazzi que incrementaron los rumores del mal estado mental de Spears, con lo que su padre justificó la tutela.

Botón volver arriba