Tiroteo en guardería de Tailandia deja más de 30 muertos; al menos 23 eran niños

El ataque fue perpetrado por un ex policía de 34 años.

octubre 6, 2022

CIUDAD DE MÉXICO.— Al menos 35 personas murieron, entre ellas 23 niños y niñas de entre dos y tres años, tras un tiroteo realizado por un ex policía en una guardería del noreste de Tailandia. El sospechoso, de 34 años y que fue apartado del cuerpo policíaco a raíz de delitos de posesión de droga, se suicidó tras el ataque.

El atacante usó un arma automática para disparar contra el centro infantil ubicado en la provincia de Nong Bua Lamphu, cerca de la frontera de Tailandia con Laos, este jueves por la tarde, indicó Jackrapat Wijitwaitaya, un oficial de la policía local. El ataque también dejó al menos 10 heridos, seis de ellos de gravedad.

⇒ Después de huir de la escena, el agresor mató a tiros a más personas y atropelló a otras mientras regresaba a su casa, donde mató a su esposa e hijo antes de quitarse la vida. El motivo detrás del crimen no está claro, pero se cree que el tirador, identificado como Panya Kamrab, estaba bajo la influencia de las drogas.

Las imágenes facilitadas por la Policía muestran decenas de cadáveres esparcidos por diferentes estancias. Muchos de los heridos han sido trasladados al hospital Nong Bua Lamphu, que ha solicitado “con urgencia” que los ciudadanos donen sangre de todos los tipos, según medios locales.

El jefe de la Policía Nacional, Damrongsak Kittiprapas, quien voló al lugar del ataque, confirmó que el tirador fue despedido del servicio luego de ser arrestado por posesión de drogas. Por su parte, el primer ministro de Tailandia, Prayuth Chan-Ocha, ordenó una investigación sobre el crimen “horroroso”; mientras que se ordenó el cierre de todas las guarderías de la zona.

Si bien los tiroteos masivos no son muy comunes en Tailandia, un soldado mató a tiros a dos de sus colegas en una instalación militar en Bangkok el mes pasado. Veintinueve personas murieron durante un tiroteo masivo en Nakhon Ratchasima, en el noreste de Tailandia, en 2020.

Botón volver arriba