Titular de Sesver se peleó con diputados de oposición

diciembre 6, 2021

Isabel Ortega/Xalapa. El secretario de salud, Roberto Ramos Alor se confrontó con diputadas y diputados de oposición, a quienes les pidió ser verdaderos representantes populares de sus distritos y caminarlos, dejar de ser diputadas completamente palacio.

En la comparecencia, el funcionario levantó la voz de manera constante contra la oposición, su frase más recurrente fue “en pasadas administraciones” y “monumentos a la corrupción”, incluso, llamó superficial a la diputada Anilú Ingram Vallines, quien -dijo- critica desde la comodidad de sus oficinas.

Incluso, calificó de protagónicos a quienes tramitaron amparos para permitir a menores de edad ser vacunados contra el virus SARS CoV-2, quienes -acusó- no conocían de la motivación del Plan Nacional, que buscaba atender a quienes estaban muriendo, no así los niños, que tiene mucha fortaleza para combatir al covid.

“No podíamos dedicar el tiempo a vacunar a los niños” dijo al señalar que no hay motivos científicos, no sólo sentimentalismo de parte de los padres de familia que buscaban obligar al Estado, con un amparo, a vacunar a los menores.

El funcionario se enojó cuando le preguntaron sobre la compra a empresas de reciente creación y constructoras que revendieron insumos y medicamento para el covid, con el argumento que lo importante era salvar vidas, sin importar, que ahora tengan que pasar por “ventanillas” del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) a justificar las compras.

Se peleó con el diputado Miguel Hermida Copado a quien le respondió que antes la SSA se manejaba de manera turbia, incluso, se simuló la compra de medicamentos y la construcción de hospitales.

Atajó la pregunta del diputado si se habían contratado empresas ligadas al Panama Paper, con el argumento que las firmas a las que hacía referencia no están inhabilitadas por ningún ente. “Entonces, cuando se tiene el producto y nosotros la necesidad, es cómo se hace la invitación”.

Argumentó que en su dependencia no hay daño patrimonial, por lo que era necesario hacer énfasis que no es lo mismo robar, como ocurrió en el pasado, a reintegrar los recursos o desviar el dinero.

“Situación que, hasta este momento con la frente levantada, le decimos, nunca le haremos daño al pueblo (…) no le he dado contratos a mis amigos”, argumentó.

Arremetió contra el legislador al señalar que él no es responsable del desabasto de medicamento oncológico y que, la mortalidad de los casos se atribuye a que los padres de familia los llevan al médico en fases de la enfermedad muy avanzadas.

“El cáncer no es una gastritis, ni una diarrea, es una enfermedad letal y que cuando viene a vernos están en fases tardías, porque hubo un abandono en las rutas nutricionales de nuestros niños, en la miseria, en la anemia histórica que dejaron gobiernos indolentes con los niños.

“Y hoy venimos con el dedo inquisidor a decir que Ramos Alor es el causante del cancer de los niños”, peleó.

También arremetió contra empresas transnacionales que por “intereses bastardos” se han negado a producir la vacuna contra el VIH/SIDA; incluso, que por una “mafia” existe el desabasto de algunos fármacos que se requieren para pacientes oncológicos, pues no los están produciendo o elevaron sus precios

La siguiente en la lista fue la diputada Anilú Ingram quien recordó que la menor Zulma pidió en redes sociales le fuera otorgada una vacuna, pues ella tenía una comorbilidad que la hacía vulnerable ante el covid, a lo que respondió: “Una golondrina no hace verano”, minimizando el video de la menor.

Argumentó que el plan nacional de vacunación se basó en salvar la vida a quienes se estaban muriendo, y los que perdían la vida eran las personas mayores de 65 años, “no podíamos dedicar el tiempo a vacunar a los niños”.

En ese sentido, dijo, el pueblo entendió que había que dar prioridad escalonadamente, y no arbitrariamente por circunstancias sentimentales.

“Hemos vacunado a mil 500 pacientes, la mayoría jóvenes que se ampararon, cuando en este momento ya estamos vacunando a los jóvenes, y vamos a vacunar a los niños, y estamos haciendo revacunación a nuestros abuelos y abuelas”, planteó en tono molesto.

También le reprochó a la priista que a lo largo de su comparecencia ya había explicado que no se había dado el subejercicio, y que no había desabasto de medicamento en los hospitales de la entidad.

“Ni las mejores farmacias privadas tiene un 100 por ciento de abasto de medicamento” ironizó ante la exigencia de la diputada que pedía el 100 por ciento.

Al ser confrontado por el diputado Othón Hernández Candanedo, quien le pidió respetar a su compañera del PRI, Ramos Alor arguyó: “este es un lugar de debate, y en ese sentido, tenemos que acostumbrarnos a que más allá de la equidad de género, aquí estamos en un plano superior, de igual, en los temas políticos.

“Una diputada está preparada, no por ser género no por ser mujer, sino por su condición de representante popular y en ningún momento le falte al respeto, fue mi exposición, pero aún así, si en algo incurrió Ramos Alor, pido disculpas, soy caballero”.

“Sin embargo, en una segunda intervención celebró que los diputados locales ahora vienen de abajo, que caminan y que están cerca de su pueblo, porque Veracruz ya está cansado de conocer la historia de diputadas y diputados que son totalmente palacio, y antes muerta que sencilla, porque nunca han estado cerca del pueblo. ¿Qué representan esas diputadas, me pregunto yo?, cuestionó en medio de risas de funcionarios de Sesver.

Botón volver arriba