Turismo en Veracruz cayó 60% en pandemia

noviembre 26, 2021

Isabel Ortega/El Demócrata. La llegada de turistas en Veracruz cayó en un 60 por ciento por el virus SARS CoV-2, confirmó la titular de la Secretaría de Turismo, Xóchitl Arbesú. Fue en el mes de diciembre del 2020  cuando se empezó a reactivar el sector.

La gente empezó a salir a buscar opciones para tener contacto con el medio ambiente o en áreas que limitarán al contacto con su familia, lo que generó una derrama económica de 2 mil millones de pesos.

Las altas montañas, Zongolica y Pico de Orizaba donde hay desarrollos ecoturísticos, así como la región de los Tuxtlas fueron las nuevas opciones de turismo como parte de la nueva normalidad.


Aseguró que, para apoyar a los prestadores de servicios, se entregaron mil pesos como apoyo emergente, y microcréditos para mantener la plantilla laboral, además, de que se buscó capacitarlos y certificar a los prestadores de servicios, para adaptarse a los nuevos requerimientos de los visitantes.

El número de visitantes llegó a dos millones, lo que es poco menos de la mitad de lo que se tenía en 2019, “la gente está tomando mucha precaución de salir de casa, estamos en el sexto lugar nacional como punto de visita, a pesar de la situación complicada por la pandemia”.

Al ser cuestionada por el diputado Rafael Fararoni, confirmó que el año 2022 se intensificarán las campañas para atraer a visitantes, cuidando las medidas de sana distancia, sin embargo, consideró que el plan nacional de vacunación permitirá la organización de importantes eventos, “para que podamos recuperar el nivel turístico que teníamos”.

Refirió que el año próximo impulsarán el turismo rural y el ecoturismo, pues está considerado como parte de los tres ejes que se tiene para detonar a Veracruz como uno de los destinos turísticos más importantes a nivel nacional.

“No es nada más que queremos que vengan inversiones o turistas, todo se puede lograr con el cuidado de los recursos naturales y culturales”.

La funcionaria comentó que la Sefiplan le recortó en un millón de pesos de su presupuesto, para poder atender la emergencia de la pandemia, y se usaron para la compra de medicamentos y demás implementos por la atención del covid, “la vida de las personas está siempre en primer lugar”.

Lo presupuestado para la Cumbre Tajín del 2021 fueron 30 millones, de esos 20 se debían utilizar para el festival y el resto es para el mantenimiento del parque Takilhsukut y el pago a quienes trabajan ahí.

De ese total, dijo, se invirtieron cinco millones en el evento virtual; y el resto se usó para organizar el festival del día, así como para la compra de equipo digital que se usará una vez que se el INAH permita la visita al área arqueológica, que se cerró a consecuencia de la pandemia.

Parte de ese dinero, dijo, también se usó para la remediación de daños que generó el huracán Grace a las instalaciones del parque Takilhsukut.

Defendió la derrama económica de 2 mil millones de pesos, a pesar de que los empresarios turísticos insisten que siguen reportando pérdidas. La funcionaria explicó que esos datos los calcularon en base a datos del INEGI y de lo que les aportan prestadores de servicios y asociaciones de hoteles y moteles, y diversas cámaras empresariales.

Explicó que ya se gastaron los 27 millones 319 mil pesos que se ingresaron por el impuesto al hospedaje, al implementar al menos 14 proyectos y campañas publicitarias, entre ellos la Feria Xalapa y su Cultura que costó cinco millones de pesos.

Se proyectan eventos para el 2021 como el Salsa Fest, Costa Esmeralda Fest, la Cumbre Olmeca, se retomarán las Fiestas de Tlacotalpan, y buscarán apoyar el Carnaval de Veracruz, el festival del Primer Viernes de Marzo en los Tuxtlas, la segunda edición de Xalapa y su Cultura.

“Primero era contener la pandemia, segundo, era llevar a cabo un plan de vacunación, y ahora lo que viene es la reactivación económica a todo galope, sin importar raza, religión, grupo étnico o partido político”.  

Botón volver arriba