Una buena alimentación reduciría la posibilidad de sufrir un derrame cerebral

octubre 29, 2021

  • El ictus ocurre cuando se interrumpe o reduce el suministro de sangre a una parte del cerebro, lo que impide que el tejido cerebral reciba oxígeno.
  • Los principales factores que pueden ocasionar un ictus son la obesidad, inactividad física, diabetes mellitus, alcoholismo entre otros.

Veracruz. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte invita a los derechohabientes y a la población en general, a mantener una buena condición física, alimentación y control de enfermedades como diabetes, con la finalidad de prevenir el sufrir un ictus isquémico lo cual puede causar daños permanentes a nivel cerebral e incluso causar la muerte.

“El término ictus se emplea para definir el conjunto de enfermedades que causan déficits neurológicos bruscos por una alteración del riego sanguíneo, esto ocurre cuando se interrumpe o reduce el suministro de sangre a una parte del cerebro, lo que impide que el tejido cerebral reciba oxígeno y nutrientes causando la muerte de las células cerebrales en pocos minutos”, explicó el neurólogo del Hospital General de Zona (HGZ) No. 11, Omar Alfredo Ramírez Tamayo.

Existen diferentes tipos de ictus como la trombosis que es la formación de un coágulo en el interior de vaso, arteria o vena cerebral, la embolia, que se refiere a la oclusión de un vaso sanguíneo por un coagulo y el derrame, que es la hemorragia cerebral por la rotura de un vaso sanguíneo. 

Los síntomas relacionados con cualquier tipo de ictus son: dificultad para hablar, parálisis o entumecimiento de la cara, brazo o pierna, problemas para ver, dolores de cabeza graves acompañado de vómito, mareo o pérdida del conocimiento, como también problemas motores. 

Los principales factores que pueden ocasionar un ictus son la obesidad, inactividad física, diabetes mellitus, el tabaco y alcoholismo.

“El controlar la presión arterial, reducir la ingesta de grasas saturadas, evitar fumar y el consumo de alcohol, ayudan a mantener un estado de salud idóneo, anexando el ejercicio físico de forma regular, estas acciones ayudan a mantener un peso saludable reduce las posibilidades de padecer algún tipo de ictus”, comentó Ramírez Tamayo. 

Para finalizar, el especialista pidió acudir inmediatamente a su unidad de medicina familiar en caso de presentar más de un síntoma, lo cual ayudará a tener un mejor diagnóstico y en caso de ser necesario recibir una atención temprana para tratar el padecimiento.

Botón volver arriba