Uso y representación del agua en la costa del Golfo

“El agua no es el límite sino la posibilidad de establecer caminos, es la vía de comunicación”: Sara Ladrón de Guevara.

mayo 27, 2021

Redacción/El Demócrata. El agua no es el límite sino la posibilidad de establecer camino, resaltó la rectora de la Universidad Veracruzana (UV), Sara Ladrón de Guevara, durante la presentación del libro Uso y representación del agua en la costa del Golfo, la tarde del miércoles 26 de mayo en el marco de las actividades de la 1ª Feria Internacional del Libro Universitario Virtual 2021. 

El volumen es publicado por la Editorial de la UV y el Instituto Literario de Veracruz, siendo sus editoras la rectora Sara Ladrón de Guevara y Lourdes Budar Jiménez, directora de la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI). 

Sara Ladrón de Guevara explicó que el libro es resultado de un encuentro organizado por el cuerpo académico Arqueología de Paisaje y Cosmovisión, adscrito a la Facultad de Antropología, en el que participaron 40 investigadores de 20 instituciones nacionales y extranjeras. 

“Quisimos evaluar el estado que guarda el conocimiento de las culturas antiguas que habitaron la costa del Golfo, así que les pedimos hacer una pausa en sus proyectos para reflexionar y propiciar un diálogo acerca del conocimiento vigente, sitiar al agua como tema fundamental y necesario en el estudio de las culturas del Golfo”, detalló Lourdes Budar. 

Sara Ladrón de Guevara resaltó que el agua no es el límite sino la posibilidad de establecer caminos, es la vía de comunicación y lo fue en la época prehispánica. A su llegada, los colonizadores utilizaron los puertos existentes desde la época prehispánica. 

Dijo que de acuerdo la cosmovisión mesoamericana, el universo que habitamos está rodeado de agua, los cerros están llenos de agua, el inframundo está lleno de agua, todo lo que nos rodea es agua. 

“Es algo que no se ha investigado lo suficiente, pero los recursos de la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver) para la investigación arqueológica de los puertos y la publicación de las investigaciones hará posible que esta información llegue a un mayor público.” 

El libro, señaló, contiene un sinfín de consideraciones sobre el agua y las deidades del agua que tienen diferentes nombres e imágenes, “desde los olmecas hasta el posclásico (antes de la llegada de los europeos) el asunto del agua tenía un valor real, económico, político, social y también simbólico –religioso y espiritual–”. 

En tanto, Lourdes Budar contó que durante el desarrollo de una investigación se dio cuenta que en muchos estudios los arqueólogos de la costa del Golfo estaban dándole la espalda al mar, uno de los elementos más visibles del paisaje, más abundante y el que define la costa. 

“Pedimos a los investigadores que hicieran una pausa para evaluar el estudio de este importante elemento y el resultado fue que nos dimos cuenta que el agua atraviesa todas las dimensiones de las relaciones sociales de las culturas.” 

Destacó que el libro es de acceso libre porque creen que el conocimiento deber ser libre y estar al alcance de todos, así que puede ser descargado en http://libros.uv.mx/index.php/UV 

Annick Daneels, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comentó que este libro aborda desde la arqueología y la iconografía la relación física y conceptual de las sociedades humanas de la antigüedad y del litoral de la costa del Golfo. 

Detalló que el cuerpo del libro se conforma de dos series: la arqueológica y la iconográfica; “ofrece una visión muy completa de la importancia del agua en la vida social y religiosa en las sociedades antiguas del Golfo de México”. 

Gabriela Montero Mejía, académica del Departamento de Antropología de la Universidad de Kentucky, Estados Unidos, apuntó que el tema central del libro: el agua, es relevante en la actualidad debido a la crisis actual del vital líquido que se vive en el país. 

El texto tiene varios conceptos que son utilizados a lo largo de 21 capítulos: poder, control, distribución, administración, uso, colapsos, riesgos, son palabras que engloban las varias categorías analíticas del estudio del agua, su uso simbólico directo e indirecto del poder, su papel en la cosmovisión de los pueblos mesoamericanos, que pervive en muchos aspectos de la cosmovisión mexicana actual. 

“Una de las revelaciones que considero más interesantes sobre este libro, es la amplia gama de aspectos de la vida en los que el agua juega un papel indispensable, el agua lo es todo y lo rodea todo. 

”Como bien lo menciona Rodolfo Parra en su capítulo, desde tiempos muy tempranos el ser humano inició una lucha por manejar y manipular la naturaleza, en especial el agua, de tal modo que el hombre inventó y diseñó presas, utensilios, conductos, paralelamente buscó la manera de representar y registrar el fluido dador de vida.” 

Finalizó su participación diciendo que publicaciones como ésta son evidencia de que la relación con el agua tiene raíces, es histórica, es desigual y es precaria; además, abre nuevas áreas de oportunidad para futuras investigaciones sobre el tema. 

Por último, Gibránn Becerra Álvarez, docente de la Facultad de Antropología, planteó que el agua tiene primacía para el sustento y la convivencia de todas las poblaciones humanas, las problemáticas en torno a su uso, acceso y destrucción, son los retos decisivos que enfrenta la continuidad de la humanidad. 

En este libro, elaborado por especialistas en arqueología, arte y representaciones, se reúnen los conocimientos vigentes en torno al agua, elemento fundamental para las sociedades antiguas. 

“Un aspecto fundamental de la obra es el activo e indispensable trabajo de las mujeres; desde hace años han incrementado su participación en la arqueología veracruzana, esto no significa que se haya logrado la equidad, sin embargo, debe resaltarse que más de la mitad de los trabajos incluidos han sido impulsados por mujeres. 

”Esto indica que a corto y mediano plazo debemos esperar que nuestro conocimiento va a cambiar radicalmente por el empuje, diversidad y perspectiva de las mujeres, y que la arqueología actual no puede existir sin el trabajo, financiamiento y enseñanza que las mujeres aportan a la investigación.” 

Botón volver arriba