Violencia e inseguridad se ha convertido en la otra «peste mortal» que ataca al país

julio 19, 2020

Yhadira/Paredes/Xalapa. Además de la pandemia por el Covid-19, otra “peste mortal” se ha intensifica en México, la violencia y la inseguridad que han alcanzado niveles nunca vistos, por su cantidad, frecuencia y crueldad, aseguran los obispos de país en una declaración, replicada este domingo en el comunicado de la Arquidiócesis de Xalapa. 

El vocero José Manuel Suazo Reyes recuerda lo dicho por los jerarcas católicos en el sentido de que los actos de violencia son cada vez más numerosos y cruentos. 

Pero además en esta cultura de la muerte, se aplaude el aborto, se es insensible a la eutanasia, la ruptura de familias, hay esfuerzos por legalizar los estupefacientes y otras drogas. 

“Vemos que algunos proponen programas de gobierno, leyes, y criterios judiciales que atentan contra la dignidad de la persona humana y en particular contra su vida. Los obispos invitan a una participación más constructiva y propositiva de todos para sustituir a la “cultura de la muerte”. 

Los obispos se comprometen, entre otras cosas, en promover el establecimiento de políticas que excluyan la eutanasia; a anunciar sin que la persona humana  se realiza en la relación hombre-mujer; a que los niños en adopción tengan un hogar conformado por padre y madre y se oponen a limitar el derecho a la libre expresión de la verdad.

Asimismo, exhortaron a los que practican la violencia a abandonar el camino del mal y reconciliarse con Dios y con sus hermanos, a las autoridades civiles les exigieron la vigencia plena del Estado de Derecho y a los fieles católicos y sociedad en general a construir una sociedad en paz y respetuosa de las leyes. 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar